Relanzan el polo bodeguero turístico neuquino

0
2786

Con la reciente incorporación de la empresa Harvest SA, que ganó el concurso para reactivar las chacras adonde funcionaban Grittini y Valle Perdido, el polo vitivinícola de San Patricio del Chañar sumará un proyecto que incluirá -además de la producción de vinos- hotel y canchas de golf y de polo.

El gobernador Omar Gutiérrez acompañó hoy la presentación del proyecto ganador del concurso para reactivar el polo vitivinícola neuquino, perteneciente a la empresa Harvest SA, que invertirá más de 700 millones de pesos en una nueva bodega, hotel y canchas de golf y de polo.

El nuevo complejo vitivinícola y turístico se erigirá en los lotes donde funcionaban las bodegas Valle Perdido y Grittini. El objetivo es que en un plazo de 5 años la nueva bodega, llamada “Alpataco”, cuente con una producción de 320.000 litros de distintos tipos de vinos por segmento, calidad y precio.

La presentación se realizó en el auditorio de Casa de Gobierno con la presencia de los ministros Jefe de Gabinete Sebastián González, de Producción e Industria, Facundo López Raggi; de Turismo, Sandro Badilla, de Economía e Infraestructura Guillermo Pons, el intendente de San Patricio del Chañar, Leandro Bertoya, quien fue uno de los impulsores del proyecto vitivinícola neuquino y el tesorero de la Cámara de Bodegas del Neuquén Roberto Schroeder.

El gobernador destacó la política “de poner en valor nuestra riqueza y capacidades mediante los procesos y los acuerdos, que son los que permiten desarrollar los recursos”, y señaló que “esto también es un momento de revancha porque nunca claudicamos en nuestra intención de tener el polo vitivinícola más importante de la Patagonia”.

“Agradecemos el voto de confianza de los que, en esta nueva largada, vienen a invertir en la provincia con un ADN planificador y desarrollista, es muy importante porque no son tiempos de saltos al vacío”, reconoció y afirmó que desde el gobierno provincial “estamos demostrando nuestro compromiso y coherencia con el desarrollo de justicia social territorial de la mano de la diversificación productiva”.

Indicó que la industria vitivinícola y las bodegas “permiten potenciar la marca y emblema Patagonia en el mundo” y va a generar más trabajo, y destacó los índices de crecimiento de la provincia: “El producto bruto regional ha crecido en los últimos diez años 46 por ciento, si restamos 7 por ciento de la caída por la pandemia, tenemos un 39 por ciento de crecimiento”. Además, recordó que la tasa de crecimiento del empleo privado aumentó un 30,5 por ciento, duplicando el promedio nacional.

“El polo vitivinícola nos permite conectarnos al mundo con una matriz exportadora de la provincia. No puedo dejar de mencionar a todas las pymes, a las empresas públicas que acompañaron, porque esto requiere de eficiencia y de competitividad. Muchísimas gracias a todos los que confiaron y estamos ya ansiosos de ver todo este desarrollo cuanto antes, dando un paso decisivo en el desarrollo estructural y estratégico de la provincia”, aseveró.

Antes de comenzar con su discurso el gobernador tuvo también unas palabras de reconocimiento dedicadas al fundador y promotor del Programa de Desarrollo Agroalimentario de la provincia (Proda), Ariel Zabert, quien falleció esta mañana. Gutiérrez reconoció “su constancia y su perseverancia” para llevar adelante el programa durante casi dos décadas y dedicó un pésame a sus seres queridos.

El gobernador destacó la política “de poner en valor nuestra riqueza y capacidades mediante los procesos y los acuerdos, que son los que permiten desarrollar los recursos”, y señaló que “esto también es un momento de revancha porque nunca claudicamos en nuestra intención de tener el polo vitivinícola más importante de la Patagonia”.

“Agradecemos el voto de confianza de los que, en esta nueva largada, vienen a invertir en la provincia con un ADN planificador y desarrollista, es muy importante porque no son tiempos de saltos al vacío”, reconoció y afirmó que desde el gobierno provincial “estamos demostrando nuestro compromiso y coherencia con el desarrollo de justicia social territorial de la mano de la diversificación productiva”.

Indicó que la industria vitivinícola y las bodegas “permiten potenciar la marca y emblema Patagonia en el mundo” y va a generar más trabajo, y destacó los índices de crecimiento de la provincia: “El producto bruto regional ha crecido en los últimos diez años 46 por ciento, si restamos 7 por ciento de la caída por la pandemia, tenemos un 39 por ciento de crecimiento”. Además, recordó que la tasa de crecimiento del empleo privado aumentó un 30,5 por ciento, duplicando el promedio nacional.

“El polo vitivinícola nos permite conectarnos al mundo con una matriz exportadora de la provincia. No puedo dejar de mencionar a todas las pymes, a las empresas públicas que acompañaron, porque esto requiere de eficiencia y de competitividad. Muchísimas gracias a todos los que confiaron y estamos ya ansiosos de ver todo este desarrollo cuanto antes, dando un paso decisivo en el desarrollo estructural y estratégico de la provincia”, aseveró.

Antes de comenzar con su discurso el gobernador tuvo también unas palabras de reconocimiento dedicadas al fundador y promotor del Programa de Desarrollo Agroalimentario de la provincia (Proda), Ariel Zabert, quien falleció esta mañana. Gutiérrez reconoció “su constancia y su perseverancia” para llevar adelante el programa durante casi dos décadas y dedicó un pésame a sus seres queridos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí